ConsejosNutrición

¿Cuándo acudir al Dietista-nutricionista?

¿Te has planteado alguna vez la necesidad de ir a la consulta de un Dietista-Nutricionista?

¿Sabes si se puede acudir a un Dietista-Nutricionista aunque no te sobren unos kilos?

Si has contestado que NO a ambas preguntas, te invito a que sigas leyendo este post.

Muchas personas siguen creyendo que los D-N solo servimos para poner dietas y para hacer que la gente pierda peso. Por fortuna, hoy vengo a deciros que servimos para mucho más y mejor:

• REEDUCACIÓN DEL PALADAR:

Obviamente esto no lo hacemos nosotros, no hay un botoncito en la mandíbula que podamos apretar para que vuestro paladar pase de adorar las chuches a encantarle el cacao puro en polvo. Esto lo conseguís vosotros poco a poco, con la ayuda de educación alimentaria, paciencia y marcándonos objetivos pequeños a corto plazo, reduciendo dosis poco a poco y combinando alimentos para un mayor disfrute.



• DISFRUTAR DE ALIMENTOS MÁS SALUDABLES:

Como muy bien dice el D-N Julio Basulto: “No es cuestión de comer bien, sino de dejar de comer mal”. Esto va en relación con la reeducación del paladar, ya que disminuyendo el consumo de alimentos que no nos aportan nada bueno y solo nos hacen que queramos más y más de ese sabor, conseguiremos poco a poco disfrutar más con los alimentos saludables. Es normal que la fruta no nos sepa dulce si estamos acostumbrados a merendar bollería bañada en azúcar y además hace años que no comemos fruta de manera habitual y lo que más se le parece es un zumo envasado.


• MEJORA DE LA COMPOSICIÓN CORPORAL:

Obviamente, esto tampoco lo hacemos nosotros. A medida que vamos mejorando nuestra alimentación y dejamos de lado los alimentos menos saludables, nuestro cuerpo va mejorando su composición corporal. ¿Esto qué significa? Que perdemos grasa, y no solo músculo y agua, que están presentes en todas las pérdidas de peso pero en mayor medida en dietas demasiado restrictivas y monótonas. Si además, acompañamos estos cambios en los hábitos alimentarios con más y mejor ejercicio físico, perderemos más grasa, y lo que es aún más importante, mantendremos a raya la pérdida de masa muscular, importantísima para lograr una composición corporal saludable.

• NO CONTAR CALORÍAS:

A diferencia de la creencia popular tan extendida de ir contando calorías por la vida, los D-N sabemos ya hace tiempo que, si no sirve para nada, desde luego en la práctica sirve para poco. Lo importante es la calidad de lo que comemos y no tanto si tiene más o menos calorías. Digo no tanto, porque evidentemente no es lo mismo comernos un puñado de cerezas, que un puñado de anacardos, pero ambos son alimentos saludables.


• APRENDER A COMER LEJOS DE MITOS Y DIETAS ABURRIDAS:

Cada día en consulta mis pacientes me preguntan por si tal afirmación sobre tal alimento es cierta o no. Adelanto que la mayoría no lo son, son mitos que hemos ido escuchando a lo largo de los años y que se han grabado a fuego en nuestra memoria, a veces demasiado. Poco a poco se aprende a dilucidar si una afirmación de ese estilo tiene sentido o no, y aprendemos a disfrutar de la comida sin prohibiciones y con flexibilidad.

• PLANIFICAR TUS MENÚS SALUDABLES:

Esto sí lo hacemos nosotros, pero solo al principio. Nuestro objetivo es que aprendáis a organizaros cada vez mejor y sepáis cómo hacer un menú saludable en poco tiempo y usando alimentos que os gusten, soláis comprar en casa, y os sea cómodo. Cada persona es ella y sus circunstancias, por lo que cada una tendrá unas necesidades particulares en cuanto al menú. Nuestra labor es conoceros lo máximo posible para poder ayudaros al máximo, pero cuando conseguís hacer vuestro menú saludable vosotros mismos, entendéis porqué insistimos tanto en la necesidad de aprender a hacerlo. Obtenéis un menú saludable creado por y para vosotros, alineado con vuestros gustos y vuestra manera de cocinar, que os va a ayudar a estar más sanos y conseguir vuestros objetivos, y llegados a este punto, el dinero invertido, que no gastado, en la consulta con vuestro D-N habrá merecido la pena.
Espero haberte ayudado a aprender un poco más sobre la labor del D-N en consulta, y que te animes a pedir cita y empezar cuanto antes esos cambios en tu alimentación que tan bien te vendrían para conseguir y mantener tus objetivos de salud.
¡PON UN DIETISTA-NUTRICIONISTA EN TU VIDA!

Cristina Casielles Fernández

Dietista – Nutricionista

compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*