ConsejosCosmética

Maquillaje saludable

Existen tres puntos clave para obtener un maquillaje saludable: preparar la piel, el tipo de maquillaje que usemos y el método de aplicación.

¿Cómo preparamos la piel?

El maquillaje hace milagros pero hasta cierto punto.

Evidentemente, si no tenemos una piel sana y bonita el maquillaje no va a quedar como queremos, por eso es súper importante la hidratación para obtener resultados óptimos.

Además, hay prebases que dejan la piel suave y sedosa, unifican el tono y sobre todo facilitan la aplicación de la base haciendo que ésta dure mucho más tiempo.

¿Las prebases se pueden aplicar a diario?

Si limpias el rostro correctamente claro que sí. Aquí cobra mucha más importancia la doble limpieza de la que ya hemos hablado anteriormente.(La Limpieza facial: Básica en tu rutina cosmética)

¿Qué tipo de maquillaje debo usar?

Tenemos que tener en cuenta lo que buscamos en un maquillaje :

  • La cobertura que queremos tener
  • El tiempo de duración
  • Resistente al agua y al sudor…
Existen miles de opciones a la hora de elegir pero lo más común es que sean maquillajes compactos o maquillajes fluidos. Los maquillajes compactos cubren más que los fluidos y suelen venir acompañados de una esponja para mejorar la aplicación. Normalmente incluyen en su fórmula filtros solares y son más resistentes al agua y el sudor. Tanto uno como otro se adaptan a todo tipo de pieles ya que existen para pieles secas, para pieles normales y para pieles grasas. Busca siempre fórmulas no comedogénicas y adaptadas a tu tipo de piel.

¡El farmacéutico te puede ayudar mucho!

¿Cómo sé cuál es mi tono?

El que sea igual que tu tono de piel y para ello hay que aplicarlo en el rostro que es donde mejor se ve. Aplica una línea del tono que creas que es el tuyo. Aplica un tono superior y otro inferior a los lados. Ponte delante de un espejo y el tono que no distingas, ese será tu maquillaje.

¿Cómo aplicamos los productos?

Es tan importante la base que elijas como el aplicarla correctamente. Mi recomendación es siempre con brocha. El producto queda más fijado y mejor distribuido.

¿Qué tipo de brocha debo usar para cada producto?

Las brochas pueden ser de fibra sintética y de fibra natural.
  • Las brochas de fibra sintética son más adecuadas para aplicar productos líquidos o cremosos ya que aguantan mejor el peso y son más fáciles de limpiar.
  • Las brochas con fibra natural se usan más para maquillajes en polvo.

¿Cuántas brochas tengo que usar?

Lo ideal es que tengas 4 brochas fundamentales:
  1. Base de maquillaje
  2. Polvos traslúcidos
  3. Colorete
  4. Polvo de sol
Los correctores también con pincel pero yo aquí soy más de usar el dedo y luego difuminar con brocha. A continuación, tenéis las brochas para cada producto.
tipos de brochas

¿Cómo aplico el maquillaje?

A la hora de aplicar la base de maquillaje comienza por las zonas que necesite más cobertura como son la zona de la nariz, pómulos y mentón. Después continuar por el resto del rostro.
Mi truco (que ya lo he contado varias veces): aplica agua de belleza de Caudalie para que la base quede más fijada y tu rostro esté más iluminado.
Después sigue con el resto de productos en polvo. Igual de importante es saber qué brocha utilizar como mantenerlas limpias, sobre todo la de la base de maquillaje.
¡No dejes que pasen muchos días sin lavarlas!
Otro paso fundamental es el maquillaje de cejas, el problema es que cuando empiezas a maquillarlas, ya no puedes salir a la calle sin hacerlo.

Termina siempre con un poco de color en los labios y listo!


Silvia Ruiz Aragonés

Farmacéutica adjunta

compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*