ConsejosNutrición

Estas Navidades… ¡Me pido comer saludable!

En nuestro camino hacia el cambio de hábitos hay muchos “obstáculos” que superar, entre ellos, los compromisos en eventos:

  • Comidas de empresa, Cenas de Navidad, Celebraciones…
  • Las compensaciones que solemos hacer antes o después de dichos eventos.

En este post pretendemos darle la vuelta a estos dos “obstáculos”

Y convertirlos en una oportunidad que nos permita enseñar a los demás, que cambiar hacia una alimentación más saludable no es sinónimo de aburrimiento, aislamiento social ni comer solo lechuga y pechuga.

Hay que recordar, que las comidas, cenas y momentos con amigos, compañeros de trabajo y familiares no son durante las 24 horas de un día, aunque la realidad sea que solemos empezar con los excesos navideños mucho antes de que realmente empiecen las fiestas, o si no, ¿de qué iban a estar vendiéndose ya roscones de Reyes?

Si eres de los que ya tiene la despensa hasta arriba de mazapanes, turrones y bombones, intenta dosificarlos y disfrutarlos.

 

Como siempre, hace falta nombrar el término FLEXIBILIDAD

Para disfrutar estas fiestas como se merecen, rodeados de seres queridos y disfrutando de la comida (la saludable y la que no lo es tanto) sin culpas ni justificaciones.

Durante un cambio de hábitos…

Tenemos que aprender que los estímulos de comida poco saludable siempre van a estar ahí, aunque en momentos como estos se hagan más evidentes. Y que no se trata de evitarlos y hacer como si no existieran.

Cada caso es único

En consulta trabajamos el consumo de estos alimentos “menos saludables” como algo que no tiene por qué ser necesariamente malo ni nos aleja de nuestro objetivo de salud. Aprendemos a consumir estos alimentos intentando no sentirnos culpables y seguir nuestra alimentación con total normalidad. NO eres peor por comer un alimento que “se salga” de lo que entendemos como saludable, eres persona y vives en este mundo, sin más.

Además, normalmente, solemos hacer o la comida o la cena fuera de casa principalmente, por lo que el resto del día también cuenta, y debemos comer de forma saludable como si fuera cualquier otro día.

¿Tenemos que compensar?

Intentemos desterrar de nuestras mentes esa idea de que hace falta compensar (antes o después de una comilona) y escuchemos más a nuestro cuerpo. Si no tenemos más hambre no hace falta que sigamos comiendo, aunque tu suegra te insista en que le han salido muy buenas las empanadillas.
Volvamos a reconectar con nuestra sensación de hambre y saciedad innatas y nos daremos cuenta de que así es mucho más fácil tener una buena relación con la comida.
Quiero aprovechar también para hacer una reflexión en voz alta, solemos juzgar lo que comen o dejan de comer los que nos rodean constantemente. Si lo hacen bien, seguro que es porque están obsesionados y sus nutricionistas les ha lavado el cerebro, y si lo hacen mal es porque son unos débiles que no saben controlarse y su nutricionista a la vuelta de vacaciones le va a reñir. Por favor, dejemos de hacerlo, nadie nos ha pedido nuestra opinión, y si nos la piden, démosla con respeto y cariño, no sabemos el daño que podemos causarle a una persona (si está en un proceso de cambio de hábitos o no) con este tipo de comentarios.
Así que mi consejo para que disfrutes de la Navidad es que aproveches estas fechas para vivir momentos con tus seres queridos, estés rodeado o no de comida, y que como en cualquier otra ocasión, disfrutes y elijas lo que comas.
Porque comer saludable no es incompatible con estas fechas (ni con estas, ni con ninguna).
Estas son nuestras reflexiones desde el servicio de nutrición de Farmacia Leganés para estas navidades, ¿Cuáles son las tuyas?
Cuéntanos cómo suelen ser tus comidas en estas fechas y así podremos ayudarte mejor a conseguir tus objetivos de salud.
¡Una Navidad y una buena relación con la comida es posible!


¡FELIZ NAVIDAD!


Cristina Casielles Fernández

Dietista – Nutricionista

compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*