ConsejosNutrición

¿Qué pasa cuando ”nos ponemos a dieta?

En este post os queremos contar qué sucede cuando nos ponemos a dieta y por qué debemos estar acompañados por un profesional de la alimentación, un Dietista-Nutricionista, en este proceso.

Lo primero que quiero dejar claro es que mantener la pérdida de peso no es fácil.

Ponerse a dieta y perder peso es relativamente sencillo, pero el problema está en mantener dicha pérdida.

Y la razón más frecuente de la recuperación del peso perdido suele ser debido a cambios demasiado bruscos en la alimentación. Es decir, para perder peso te has alejado totalmente de lo que sueles hacer normalmente en tu día a día, y cuando te has cansado, has vuelto a tus antiguos hábitos. También puede darse que no sea nuestro momento para cambiar de hábitos, no es que tengamos más o menos fuerza de voluntad, sencillamente no es nuestro momento. Y ni por un motivo ni por el otro somos más débiles o menos capaces de conseguirlo, solo hemos elegido el camino o el momento equivocados.

El objetivo estrella como he dicho antes, es la pérdida de peso, cuando debería ser el mantenimiento de esa pérdida de peso.

Es importante formular unos buenos objetivos para no caer en frustraciones innecesarias.

Pongo un ejemplo para que nos quede claro:

Si yo pretendo bajar de peso comiendo 3 frutas al día cuando no me gusta ninguna fruta, ¿ Qué creéis que va a pasar? Pues que aguantaré bastante poco con este propósito y mis metas de pérdida de peso cada vez las iré viendo más imposibles, me frustraré, y pensaré que no voy a poder conseguirlo nunca.
Sin embargo, si empiezo a cambiar hábitos que no me resultan tan difíciles y que no se alejan mucho de lo que estoy haciendo ahora, por ejemplo: buscar una fruta que me guste, aumentaré mis probabilidades de éxito.

La receta más útil suele ser la que más fácil le resulta al paciente



  El Dietista-Nutricionista es un acompañante experto en ese camino de cada uno de vosotros, y os ayudaremos a que toméis decisiones que podáis cumplir, orientadas a vuestros objetivos, y que os gusten.
Este último punto quizá sea el de mayor relevancia y el que más procuro que se cumpla.
En consulta es muy importante estar contento con los cambios que se van haciendo, porque sino, vienen los auto-sabotajes. Es decir, como no me gustan los cambios que estoy haciendo (aunque en un primer momento me parecieran maravillosos) aprovecho cualquier oportunidad para “saltarme la dieta”.
En cambio, si te gustan los cambios que vas consiguiendo, no hay nada que saltarse, porque lo que estás haciendo ya te gusta.
Claro que habrá alimentos que nos sigan apeteciendo aunque no sean saludables, pero serán en contadas ocasiones al estar satisfechos con nuestro menú diario y probablemente, los comeremos en menor cantidad, disfrutando y sin descontrol.

  Muchos estaréis pensando en que si no se hace perfecto, es imposible que se pierda peso. Pues nada más lejos de la realidad. De hecho, estas pequeñas concesiones de comida poco saludable, aprendiendo a disfrutar de ella en determinadas ocasiones y con responsabilidad, sabiendo lo que comemos, ayudan a crear una mayor adherencia a la dieta. Es inviable (al menos para la mayoría de los mortales) dejar de comer por completo un alimento que nos gusta para siempre, solo por el hecho de no querer engordar, salvo que sea por motivos importantes de salud, que en ese caso deberemos evitar ese alimento siempre.

¿Cuándo acudir al Dietista-nutricionista?



¿Por qué no aprendes a disfrutar de ello sin culpabilidad?

Conociendo los alimentos y productos nos vamos dando cuenta de cuáles son saludables y cuáles no lo son tanto, y ese conocimiento nos dará el poder para:
  • Decir SÍ (quiero comérmelo aunque sé que no es saludable)
  • Decir NO (no quiero comérmelo porque sé que no es saludable),
  • o GRACIAS PERO NO ME APETECE (en realidad tampoco tengo hambre, sé que es poco saludable y podría disfrutarlo más en otro momento).

¿Qué tienen en común todas estas respuestas?

Que son respuestas conscientes, tomadas desde el conocimiento de lo que es una buena alimentación sin prohibiciones, mitos ni compensaciones.

Son respuestas saludables, alineadas con lo que sientes y sabes en ese momento. El conocimiento nos hace libres y con poder de decisión.
Aprende a comer saludable con nosotros y no tendrás que volver a “ponerte a dieta” nunca más. Date esa oportunidad de conseguir tus objetivos de salud y peso, te lo mereces.

Cristina Casielles Fernández

Dietista – Nutricionista

compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*